Trabaja como un Au Pair en Alemania

BENEFICIOS
La oportunidad de vivir con una familia anfitriona debidamente seleccionada.
Soporte de la visa Au Pair Shengen.
La oportunidad de perfeccionar el Idioma y otro curso que sea de su interés.
Habitación independiente
Alimentación (desayuno- Almuerzo- Cena).
Seguro médico por año.
Dos semanas de vacaciones pagas.
Una bonificación de $260 Euros mensuales.
30 horas de trabajo semanal con los niños.
Una o dos noches libres de Baby Sitting.
Soporte de la agencia representante las 24 horas.
Querer permanecer 12 meses en Alemania.

Cuidar de los niños y enseñar con amor, es lo que pide este programa.
Todos los días con ellos son unicos, tanto así, que se convertirán parte de ti por el resto de la vida

Inscripciones

¿Por qué escogernos?

1. Hemos incursionado el programa Au Pair en el país con una trayectoria de 10 años.
2. Subsidiamos a Jóvenes de estratos 1 y 2, que aspiran al programa Au Pair, con media beca o beca completa.
3. Brindamos la mejor asesoría durante todas las etapas del proceso hasta la aprobación de la Visa, para que el beneficiario tenga el éxito que espera de su viaje.
4. Ofrecemos Contrato de Empleo Garantizado antes de partir.
5. Contamos con convenios y respaldos de importantes de entidades internacionales relacionadas con el Intercambio Cultural.
6. El beneficiario cuenta con todas las garantías para su seguridad personal al salir del país, además de la asesoría adecuada por parte de nuestros representantes internacionales en el país anfitrión, quienes velarán por la protección de sus derechos personales y laborales.

La palabra Au-Pair “viene del francés" y significa de mutuo acuerdo. Ambas partes deben beneficiarse de ésta relación o convenio.
La meta de una estadía como Au- Pair es que jóvenes extranjeros puedan perfeccionar el idioma y sus conocimientos generales conociendo mejor el país anfitrión. El beneficiario debe integrarse con la cultura y el idioma, mediante la convivencia con una familia extranjera.
Según las normas del país de destino, los jóvenes que viajan mediante el programa deben colaborar con las tareas de casa que incluye atender a los niños, con tiempo suficiente para conocer el estilo de vida y cultura del lugar.
A su vez la familia pone a su disposición una habitación, le da alimentación y le paga un salario, le considera como un miembro temporal y no de servicio doméstico, procurando que la joven, mejore sus conocimientos del idioma respectivo en una institución académica y participe en actividades culturales.